<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=440503373487489&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Materiales

¿Por qué debería contar con una malla hexagonal para cerco?

La malla hexagonal, también conocida como malla avícola, malla pajarera, malla pollera, gallinera y también como malla conejera, todo esto dependiendo de la abertura para lo que se requiere su uso, se caracteriza por su fabricación a base de materiales como el alambre galvanizado en caliente y re-trefilado en húmedo, formando un tejido metálico que aporta una estructura resistente y a su vez blanda y moldeable. El resultado es un producto versátil, apto para múltiples usos y aplicaciones.

Algunos beneficios de utilizar la malla avícola son: la facilidad para instalarla y la comodidad que su presentación compacta ofrece al manejarla.

Además, aporta una excelente resistencia a la corrosión, que es uno de los pocos fenómenos capaces de producir daño en los alambres y estructuras de acero.

Aplicaciones de la malla hexagonal

Aislantes y enjarres en construcción

Su firmeza y resistencia a la corrosión son cualidades que hacen de este tipo de malla una muy buena opción cuando se utiliza en enjarres o aislantes en la construcción.

Casetas avícolas y jaulas para animales pequeños

El nombre de malla pollera o malla pajera deriva precisamente de esta aplicación, pues se trata de un material muy adecuado para la elaboración de jaulas para animales pequeños, como conejos y aves, pero también para la protección de cultivos y almacenes de granos.

Por su durabilidad, uno de sus usos comunes en la industria es la construcción de gallineros para granjas avícolas. La malla pollera suele encontrarse en el mercado en rollos de 45 metros con alturas que pueden ir desde los 0.9 a 1.75 metros.

En DEACERO, los alambres que se emplean para la fabricación de este tipo de malla se elaboran con un recubrimiento de acero galvanizado y ofrecen una resistencia a la tensión longitudinal de 95 a 120 ksi y el cumplimiento de las normas de fabricación ASTM A-641-98 | ASTM A-390-95.

Protección de jardines y huertos domésticos

Tanto para usarse en jardines como en huertos urbanos, la malla hexagonal es una opción más económica que colocar cercos de cemento. Otro beneficio importante es la seguridad, pues una vez colocada es posible reforzarla agregando alambre de púas, lo que también representa un ahorro al convertirse en una alternativa a la instalación de cercos electrificados. En cuanto a su durabilidad, un punto más a favor es que precisa de escaso mantenimiento incluso bajo condiciones climáticas hostiles.

Tipo de malla hexagonal y usos recomendados

Triple Torsión 

Como principal característica, esta variedad de mallas hexagonales cuenta con un tejido que se forma entrelazando el alambre en tres medias vueltas. Entre sus ventajas, destacan el ofrecer un alto grado de resistencia mecánica y contra la corrosión; no se deshacen fácilmente y su instalación es sencilla. Su uso es recomendable en trabajos de construcción, cercos de traspatio y granjas , debido a su capacidad para adaptarse a imperfecciones y relieves en el terreno.

Este es el tipo de tejido metálico que se utiliza para el resguardo de animales de granja. Si bien su rotura es prácticamente imposible, pero en caso de que llegara a producirse, gracias a su flexibilidad la malla seguiría siendo segura para su uso y funcionalidad. 

En DEACERO nuestra misión es entregar productos de calidad que mejoren tus proyectos de construcción. Pero además, nos interesa que cuentes con toda la información disponible sobre los materiales que manejamos. Para resolver cualquier duda o inquietud, acércate a nosotros, estamos para ayudarte.

eBook-el-camino-hacia-la-arquitectura-y-construccion-sustentable

¿Podemos ayudarte en algo?